Cómo estructurar una estrategia SEO para un ecommerce

Como cualquier otro negocio, un ecommerce tiene un objetivo: vender más. Pero la competencia es enorme y la mejor forma de destacar entre los millones de tiendas online que existen es posicionarse bien en los buscadores, aparecer en los primeros puestos de las listas de búsquedas.

Para conseguirlo, es imprescindible trabajar el SEO, ese posicionamiento orgánico difícil de conseguir, pero realmente efectivo. El consejo básico es dejar el trabajo en manos de una agencia SEO en Barcelona porque solo los especialistas conocen qué estrategias realmente funcionan en caso de un ecommerce.

1. Análisis de palabras clave

El punto de partida es realizar un estudio para determinar cómo el usuario busca la tienda o el producto. Las palabras clave deben coincidir con su intención de búsqueda y es importante seleccionar aquellas que más volumen de tráfico pueden generar, tanto para la home como para las categorías o las fichas de producto. 

Este es un trabajo tan complejo y exhaustivo como esencial para el SEO. De ahí la importancia de contar con el trabajo de una agencia de marketing online especializada.

2. Una buena arquitectura para el ecommerce

Esas keywords serán la base para estructurar la página de modo que se mejore su posicionamiento. En ella es fundamental una buena jerarquización, partir de lo más genérico a lo más específico. En otras palabras: las kw más genéricas para la home y niveles superiores, destacando así las principales categorías.

3. Optimizar las categorías

La elección de las categorías se debe basar en ese estudio de palabras clave, pero no es suficiente. Además de que esas categorías respondan a las keywords que generen más tráfico, es fundamental cuidar también el contenido. Esto significa que deben incluir un breve texto optimizado que describa brevemente el producto o servicio.

4. Optimizar las fichas de productos

Otro factor clave dentro de las estrategias SEO para un ecommerce. Las fichas deben incorporar contenido original, destacando las características del producto y todo aquello que al usuario pueda resultarle de interés. Ese texto debe incluir la kw principal y algunas otras relacionadas que describan el producto en concreto. 

Por supuesto, es importante cuidar el título o H1 y la url, que debe ser siempre amigable. Y mención aparte merecen las imágenes, esenciales dentro del SEO y que siempre deben llevar un texto descriptivo en la etiqueta alt, así como tener un tamaño y peso adecuados. En lo que respecta al vídeo, es otro buen recurso para mejorar el SEO.

5. Evitar el contenido duplicado

En un ecommerce es fácil caer en el contenido duplicado. Y es un error que se puede pagar muy caro si de posicionamiento hablamos. Es fundamental asegurarse de que cada ficha es única y corregirla cuando se detecte que existe duplicidad en los contenidos. Cuidado también con duplicar urls.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.