La tecnología para proteger y monitorizar la cadena de frío será clave durante esta campaña de San Valentín

Zebra Technologies Corporation, proveedor de soluciones digitales que permite a las empresas conectar de forma inteligente datos, activos y personas, afirma que las soluciones para proteger y monitorizar la cadena de frío, incluyendo sensores y plataformas en la nube, serán claves para reducir los riesgos de pérdida o desperdicio de productos durante la campaña de San Valentín.

“En unos días celebramos San Valentín. Para el sector retail se trata de un momento clave para impulsar la compra de regalos: desde rosas a bombones o artículos de lujo. De hecho, el año pasado, según las previsiones de la NRF (National Retail Federation), se hablaba de un gasto total de más de 25.900 millones de dólares. Así que, dada la importancia de esta fecha para el consumo, nada puede ir mal”, señala Andre Luecht, Global Strategy Lead for Transportation, Logistics and Warehouse en Zebra Technologies.

Uno de los riesgos más habituales en esta fechas para el sector está en el número de productos que pueden llegar a desperdiciarse debido a su alta sensibilidad a la humedad o la temperatura (flores, cosméticos, alimentos). Por ejemplo, la cadena de suministro de rosas es global. Países como Ecuador, Colombia, Kenia o los Países Bajos cultivan, cosechan y envían rosas a todo el mundo. El momento en el que hacerlo y a qué temperatura es fundamental, ya que hay que recogerlas, procesarlas y transportarlas durante miles de kilómetros.

Los responsables de la logística tienen que supervisar el refrigerado, eliminar el producto dañado y evitar los problemas causados por las heladas durante el almacenamiento o el transporte, para que no se rompa la cadena de frío y se sufran pérdidas en los ingresos o se ofrezca una experiencia negativa al consumidor. Así que, la pregunta es ¿cómo pueden los proveedores y las empresas de logística y almacenamiento asegurarse de que su cadena de frío es la mejor posible?

Mayor visibilidad de los datos medioambientales y de la cadena de frío

Los responsables de la cadena de suministro necesitan tener una visión precisa y clara de todo su inventario con plataformas de “control de tráfico aéreo” que conecten, analicen y aprovechen los datos que se generan en toda la cadena. Estas plataformas permiten llevar a cabo análisis predictivos para el transporte por carretera, marítimo, aéreo, ferroviario y de “última milla”, y ayudan a crear soluciones personalizadas y a aprovechar los asistentes IA para identificar y resolver problemas. Por ejemplo, si se informa de un retraso en la llegada de un camión, una solución de gestión de mano de obra puede ayudar a reasignar los recursos en los muelles de carga y destinar a los trabajadores a ayudar en otro envío. Estas plataformas pueden incluso conciliar los informes meteorológicos con las rutas de tránsito previstas y recomendar un retraso en la salida si fuera necesario.

A nivel operativo, los sistemas de monitorización ambiental pueden utilizar los sensores ubicados en las instalaciones de calefacción, ventilación o aire acondicionado para hacer un seguimiento de la humedad, la luz y otras condiciones que hay en un espacio concreto, como las cámaras frigoríficas. Pero, por otro lado, los sistemas de sensores ambientales son capaces de controlar la temperatura, la humedad o la luz de cada artículo (incluso después de que hayan salido del almacén frigorífico), por lo que pueden supervisar sus condiciones o ubicación durante todo el viaje hasta su llegada.

Estos sensores pueden ser desde simples sensores químicos a dispositivos pasivos de monitorización USB u otros más avanzados con tecnología Bluetooth. Por ejemplo, los datos captados mediante sensores de temperatura, balizas de localización o soluciones de identificación por radiofrecuencia (RFID) mientras las rosas se descargan de un remolque y se llevan al almacén frigorífico, pueden compararse mediante análisis prescriptivos. Así, si la temperatura aumenta o disminuye en algún momento concreto del proceso, los responsables pueden identificar la zona problemática y rectificar el problema de raíz para evitar que se repita. También se pueden utilizar estos datos para determinar el impacto potencial de un cambio de temperatura en la calidad del producto. Y gracias a las últimas innovaciones en conectividad Bluetooth® y NFC, es incluso posible ver lo que ocurre dentro de una caja sin necesidad de abrirla, lo que facilita el seguimiento en las variaciones de temperatura casi en tiempo real.

Además, en lo que se refiere a la seguridad, todos los datos recopilados suelen enviarse a la nube, de tal forma que el responsable del inventario o del control de calidad puede acceder a su portal privado y acceder a ellos. Siempre disponen de una capa de seguridad que bloquea cualquier acceso no autorizado, evita la manipulación de la información y ayuda a prevenir posibles brechas de seguridad.

Dando respuesta a los retos del sector

El contexto internacional sigue siendo complejo debido a la situación que se está viviendo en el Canal de Panamá y el Mar Rojo, y su influencia en el transporte marítimo de mercancías. Además, el mercado se enfrenta a diferentes retos laborales y a un descenso en la demanda de la carga aérea. No obstante, los datos sugieren que los responsables del sector del almacenamiento y la logística van en la dirección correcta para que sus operaciones sean mucho más visibles y seguras.

De hecho, el 67% de los responsables de la toma de decisiones tiene previsto implantar sensores de control de temperatura y etiquetas inteligentes, mientras que el 91% planea migrar a sistemas basados en la nube para mejorar la visibilidad de toda la cadena de suministro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *