Carro lineal «para llevar»: incorpore o retire un módulo lineal de igus en un solo paso 

El nuevo concepto de drylin es muy fácil de utilizar y ahorra mucho tiempo 

igus presenta un nuevo y emocionante enfoque para los carros lineales: un mecanismo de clip permite incorporar y retirar fácilmente la guía lineal en cuestión de segundos. 

Los sistemas de guiado lineal forman parte de la vida diaria, ya sea en la tecnología de la construcción, la ingeniería mecánica, los sistemas de manipulación industrial, la tecnología de medición y comprobación o la tecnología de cámaras. El principio es siempre el mismo: un componente, como un panel de control, se instala en un carro y se desplaza sobre un perfil lineal con la ayuda de un módulo lineal o guía de rodillos. Anteriormente, solo era posible retirar el patín con cierto esfuerzo y, a menudo, únicamente se podía hacer con la ayuda de herramientas y a través de los extremos del perfil, siempre que el espacio de instalación lo permitiera. Se trataba de una limitación de diseño importante, motivo por el que los fabricantes de tractores buscaban una alternativa. Necesitaban un carro que permitiera a los operarios mantener sus pantallas táctiles en la posición de visión óptima, que se retirara con facilidad y seguridad en un solo paso después de terminar el trabajo y que pudiera almacenarse de forma segura, protegida del robo, la humedad y el frío. «Inspirados por esta necesidad, desarrollamos el carro “para llevar” como parte de un estudio de diseño. Puede retirarse del raíl sin herramientas y desde cualquier posición en un solo paso», explica Michael Hornung, responsable de la tecnología lineal y los sistemas de guiado de igus. Y añade: «En el campo de la tecnología lineal, esta idea es una novedad que ahorra tiempo y abre la puerta a nuevos ámbitos de aplicación». 

La operatividad intuitiva asegura una rápida instalación y desmontaje 

El funcionamiento del carro con clip es sencillo: el patín se desplaza sobre un raíl de doble perfil a través de cuatro cojinetes de plástico de alto rendimiento, libres de lubricación y mantenimiento. Si el usuario tira de una palanca situada en la parte inferior del carro, dos cojinetes se abren mediante un mecanismo de muelle. Ahora, el carro ya puede desmontarse del raíl y retirarse. La instalación es igual de rápida: el usuario solo tiene que colocar el carro en el raíl superior y acoplarlo mediante el clip en el raíl inferior. «El proceso es tan intuitivo que hace que la instalación sea fiable y rápida», afirma Hornung. Los primeros clientes de la prueba piloto están entusiasmados con la nueva tecnología. Entre ellos, se encuentran los usuarios de sistemas de cámaras y tecnología de medición y ensayo, que ahora pueden instalar cámaras y unidades de evaluación en guías lineales más rápido que nunca. En vista de las buenas valoraciones, el diseño de prueba se convertirá en un producto estándar. Su lanzamiento al mercado está previsto para la primavera de 2022. 

El carro con clip amplía la gama de productos drylin W 

En la actualidad existen más de 50 versiones diferentes de patines de guiado lineal igus que, en combinación con otros elementos de diseño, permiten un número casi ilimitado de variantes. La característica esencial de todos los modelos es que ofrecen una gran precisión y un funcionamiento suave gracias al plástico de alto rendimiento utilizado en los cojinetes. Además, pueden limpiarse rápidamente y a fondo debido a la ausencia de lubricantes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.