STILL lanza la serie de tractores eléctricos y tractores eléctricos con plataforma LXT/LXW

Con las nuevas series LXT 120-350 y LXW 20-30, STILL no solo ha modernizado y ampliado su cartera de productos de tractores y tractores con plataforma con motor eléctrico, sino que también ha elevado su seguridad a un nuevo nivel. En particular, el exclusivo sistema de asistencia de Regulación de la Velocidad de Descenso (Descent Speed Regulation o DSR), un sistema de regulación de la velocidad en función de la carga y la inclinación de la rampa que proporciona una seguridad adicional y un mayor rendimiento de manejo cuando se conduce en rampas.

Los tractores de arrastre y con plataforma eléctricos se han convertido en una parte indispensable del mundo laboral moderno. Los astilleros, los fabricantes de automóviles, los aeropuertos internacionales, las estaciones de ferrocarril, las empresas de logística, los transportistas e innumerables plantas de producción de todo el mundo han confiado durante años en las cualidades de los tractores de arrastre y las carretillas de plataforma de STILL. Ahora, el proveedor de intralogística con sede en Hamburgo ha vuelto a ampliar su cartera de vehículos, preparándola para el futuro. Los nuevos tractores de arrastre eléctricos LXT 120-350 con capacidades de remolque de entre 12 y 35 toneladas y los tractores con plataforma eléctricos LXW 20-30 (con cargas útiles de dos y tres toneladas en la zona de carga y capacidades de remolque de seis toneladas) ofrecen una amplia gama de opciones de equipamiento modular e impresionan por su alto rendimiento. Las extensas pruebas realizadas en diferentes industrias y en lugares arduos han demostrado que la eficiencia y el máximo rendimiento pueden combinarse perfectamente con estos nuevos vehículos.

Seguridad en las rampas

Los ingenieros de STILL están especialmente orgullosos del sistema de asistencia para la regulación de la velocidad de descenso (DSR) que han desarrollado. “Una absoluta novedad mundial”, destaca Jordi Contreras, jefe de producto de STILL España. “Este sistema único no solo ayuda al conductor a conducir con seguridad en las rampas, sino que también aumenta el rendimiento de la manipulación. Con cargas de remolque de hasta 35 toneladas, los conductores se mueven siempre de acuerdo con la situación, y al mismo tiempo con la mayor rapidez posible”, afirma Contreras. Según la versión, el DSR detecta la inclinación exacta en las rampas, tiene en cuenta el peso actual de la carga y ajusta automáticamente la velocidad a su entorno interviniendo en el sistema de freno multidisco. En la versión básica, que se instala en todos los vehículos, la velocidad se limita manualmente a una velocidad predefinida mediante un interruptor al bajar una pendiente. En la versión ECO, disponible opcionalmente, el sistema muestra la pendiente en la pantalla y limita automáticamente la velocidad a un valor predefinido. En la versión Premium del DSR, la reducción automática de la velocidad depende de la pendiente y, además, de la carga del remolque. La carga del remolque se determina midiendo el par de los motores de accionamiento. “Este es un método innovador para determinar la carga, en el que medimos la carga del remolque prácticamente en el acoplamiento del mismo, es hasta ahora el único de este tipo en el mundo y solo se utiliza en las carretillas STILL”, informa Contreras. 

Sin concesiones en el equipamiento técnico

Los desarrolladores de STILL también han ideado algo para los demás componentes técnicos de las nuevas carretillas. Por ejemplo, todas las carretillas disponen de frenos hidráulicos multidisco en ambos ejes, que permiten un proceso de frenado especialmente potente y preciso, no se desgastan y funcionan de forma casi totalmente silenciosa. Además, la frenada regenerativa del accionamiento eléctrico permite recuperar energía durante el proceso de frenado. El freno de estacionamiento también es eléctrico y se conecta automáticamente. 

Los vehículos de la serie LXT/LXW son impulsados por dos motores de 10,5 KW en el eje trasero. Los motores trifásicos de 80 V están encapsulados y no necesitan mantenimiento. El control inteligente del motor garantiza un comportamiento ágil de la conducción y la transmisión con control de velocidad hace que no se pierda velocidad, incluso cuando se conduce cuesta arriba durante largos periodos. La velocidad máxima de los vehículos LXT sin carga es de 25 km/h, el LXW alcanza hasta 23 km/h. Los tractores de arrastre y las carretillas de plataforma pueden cargarse rápida y fácilmente sin necesidad de abrir el capó gracias al cargador rápido o mediante el cargador integrado.

Gran confort para las largas jornadas de trabajo

La nueva cabina tiene un diseño ergonómico y ofrece a los conductores, incluso a los más altos, un generoso espacio para la cabeza y los pies. Una amplia gama de ajustes del asiento crea un lugar de trabajo cómodo y ofrece a cada conductor la posición adecuada para trabajar sin fatiga. La cabina del conductor está montada sobre topes de goma y desacoplada del chasis; un diseño pensado para amortiguar las vibraciones e incrementar la ergonomía. El chasis, igualmente amortiguado por muelles helicoidales extralargos, ofrece un confort de conducción adicional y permite un agarre a la carretera de primera clase. Gracias a la pantalla en color del STILL Easy Control, los conductores tienen siempre a la vista toda la información importante, por ejemplo, la posición del volante, el sentido de la marcha, el programa de conducción, la velocidad, el ángulo de inclinación y la indicación o estado de la carga. El nuevo volante con pomo opcional permite un manejo fácil y ergonómico de la dirección totalmente hidráulica. Su superficie háptica proporciona un buen agarre.

Mayor visibilidad para la seguridad

El “acristalamiento integral” garantiza una visibilidad óptima en los nuevos vehículos. Para ello, se ha instalado un 23% más de superficies acristaladas en comparación con los modelos anteriores. La visibilidad optimizada en todas las direcciones aumenta la seguridad y evita los daños físicos. La cámara de marcha atrás opcional facilita las maniobras y el acoplamiento al dar marcha atrás. El sistema de control de velocidad en curva, también disponible como opción, ofrece protección contra accidentes y rotura de mercancías, ajustando automáticamente la velocidad en las curvas y garantizando así la seguridad en las mismas. Los vehículos pueden integrarse fácilmente en sistemas de control como STILL neXXt fleet, la plataforma más innovadora y potente para la optimización de flotas de carretillas industriales, a través de una interfaz opcional. De este modo, toda la información relevante para los análisis rápidos o las medidas de optimización se integra en una sola herramienta. Otras características de seguridad disponibles opcionalmente son la STILL Flashlight, la luz de seguridad Safety Light 4Plus, el FleetManager y la señal de advertencia acústica inteligente, que se autorregula, para tener un volumen siempre 10 dB mayor que el volumen ambiental. Con este sistema, los transeúntes y otros conductores u operarios advierten la presencia del vehículo a un volumen adecuado, que no crea un ruido innecesariamente alto para el conductor ni para la persona que se acerca a las máquinas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *