Opel concluye la electrificación de su gama de vehículos comerciales

Para Opel, la electrificación no debe quedarse en unos segmentos determinados, sino que debe extenderse al mayor número posible de usos y clientelas. Los vehículos comerciales, por su utilización por parte de todo tipo de profesionales y su papel imprescindible en actividades como la distribución y la logística en las grandes ciudades, tienen un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático. Lo mismo sucede con los vehículos polivalentes, pensados para un uso familiar o centrado en el ocio.

El Opel Combo-e, fabricado en el Centro de Vigo de Stellantis, se caracteriza en su versión Cargo por su espacio interior, su vocación práctica y su versatilidad. Ofrece espacio para dos europalets y, dependiendo de la versión, hasta 4,4 m3 de capacidad de carga, que puede alcanzar hasta 1.000 kg. Ofrece uno de los mayores niveles de tecnología en el segmento.

Su versión más polivalente, el Opel Combo-e Life, ofrece una gran variedad de opciones, con cinco o siete plazas y batalla corta o larga. Grande por su versatilidad, practicidad y espacio interior, el vehículo polivalente para las actividades de ocio 100% eléctrico del fabricante alemán cuenta con configuraciones con una o dos puertas laterales correderas y se ofrece en versión de 4,4 metros de longitud o en la XL de 4,75 metros, ambas con cinco o siete plazas.

Ambas gamas incorporan tecnologías avanzadas como el control de crucero automático, la alerta de colisión frontal con frenado automático de emergencia, la alerta por somnolencia del conductor, la alerta de ángulo muerto y la pantalla de proyección HUD.

Bajo el capó el Opel Combo-e, tanto en su versión Cargo como en su versión Life, la cadena de tracción eléctrica desarrolla 136 CV / 100 kW de potencia y proporciona una autonomía de hasta 280 km, según el protocolo de homologación WLTP. Dispone de dos tipos de cargadores integrados que responden a cualquier uso y abarcan todas las soluciones de recarga. Cuentan de serie con un cargador monofásico de 7,4 kW y uno opcional trifásico de 11 kW. La toma de carga, situada en la aleta trasera izquierda, permite la recarga de varias formas: desde una toma estándar, una toma reforzada o mediante una estación de carga e incluso en un cargador rápido de corriente continua.

En el segmento de los furgones de tamaño medio, el Opel Vivaro-e ofrece una gama de versiones adaptada a todas las necesidades del cliente: un furgón panelado de carga, un chasis cabina y un Combi para el transporte de personas, además, por primera vez ofrece tres longitudes de carrocería (4,60, 4,95 y 5,30 m). Mantiene la altura de 1,90 metros, lo que le permite entrar en la gran mayoría de los estacionamientos subterráneos urbanos, algo que más del 50% de los usuarios de esta categoría de furgones realiza, al menos, tres veces por semana.

En el apartado de prestaciones, entrega una potencia de 136 CV con un par motor de 260 Nm. Pueden alcanzar una velocidad máxima de 130 Km/h. En lo que se refiere a autonomía, se ofrecen dos capacidades de batería, de 50 kWh y 230 Km WLTP y de 75 kWh y 330 Km.

Toda la modularidad, la capacidad de adaptación, el espacio interior y el confort que han acabado siendo sinónimo de Opel Zafira alcanzan una nueva dimensión con el lanzamiento de su versión eléctrica, el Opel Zafira-e Life.

Ofrecer a cada usuario la capacidad de elegir una versión que se adapte perfectamente a sus necesidades y a su vida diaria ha sido una prioridad en el diseño del Opel Zafira-e Life. Como en las versiones térmicas del modelo, se puede optar entre dos longitudes de carrocería diferentes: M (4,95 m) y L (5,30 m) con una altura común de 1,90 m, que les permite acceder sin problemas a estacionamientos subterráneos.

El habitáculo del Opel Zafira-e Life destaca por sus múltiples configuraciones, con hasta 9 plazas. Los pasajeros pueden disfrutar de la misma comodidad que en el salón de su casa, con asientos de cuero desplazables y un techo de cristal panorámico, para asegurar la máxima luminosidad. Además, pueden contar con hasta 4.500 l de volumen de carga, en la versión L.

Bajo el capó, el Opel Zafira e-Life permite elegir entre una gama de dos baterías de iones de litio, que proporcionan 100 kW (136 CV) de potencia. La batería de 75 kWh está pensada para recorrer grandes distancias, con una autonomía de 330 Km WLTP mientras que la alternativa de 50 kWh permite recorrer 230 Km WLTP, una cifra más que suficiente para un uso predominantemente urbano.

El Opel Movano-e es el primer vehículo 100% eléctrico del fabricante alemán en el segmento de las furgonetas de gran tonelaje. Su sistema de propulsión eléctrica proporciona 90 kW (122 CV) y 260 Nm de par, con una velocidad máxima limitada electrónicamente a 110 km/h. En función de la versión, se puede elegir entre dos baterías de iones de litio: con 37 kWh o 70 kWh para obtener una autonomía (según el modo de uso y las condiciones del momento) de hasta 117 o 224 kilómetros respectivamente bajo el ciclo combinado WLTP.

Está disponible en cuatro longitudes de carrocería y en tres alturas de techo, con un peso máximo autorizado de hasta 4,5 toneladas y 17 metros cúbicos de volumen de carga. Se puede optar entre decenas de variantes de carrocería y conversiones diferentes. Según la versión, el Movano puede transportar hasta cinco Euro-pallets. En el apartado de equipamiento, destaca su vocación práctica. Su compartimiento de carga incorpora anillas de sujeción e iluminación LED. En cuanto a las funciones de ayuda a la conducción, cuenta con un sistema de cámara de “visión trasera”, alerta de ángulo muerto y alerta de cambio involuntario de carril. Además, ofrece una excelente oferta de conectividad y entretenimiento que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, y también incluye una pantalla táctil de 7.0 pulgadas.

El proyecto de industrialización del vehículo eléctrico en el Centro de Vigo de Stellantis cuenta con el apoyo de la Xunta de Galicia a través del Instituto Gallego de Innovación (GAIN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.