InPost amplía en España su oferta de entrega a no domicilio instalando sus primeros lockers

  • La compañía espera contar con más de 700 lockers en territorio español durante 2022. Se trata de puntos de recogida de pedidos online operativos las 24 horas del día y ubicados en lugares públicos o comercios, a los que solo puede acceder con un código PIN que recibe el usuario al hacer su pedido.
  • Los clientes podrán recoger sus pedidos las 24 horas del día, sin preocuparse de tener que estar en casa en un momento concreto, lo que les ofrece libertad y reduce a cero los envíos fallidos.
  • InPost busca crear una gran red de puntos de recogida que combinará los lockers con los Punto Pack ubicados en comercios de proximidad, con el objetivo de que cualquier consumidor pueda recoger sus paquetes a 300 metros de su hogar.

 InPost ofrece a sus clientes una nueva red de lockers, taquillas inteligentes para la recogida de pedidos online que se ubicarán tanto en lugares públicos como en comercios, y que estarán operativas las 24 horas del día para que el usuario pueda decidir cuándo recoger sus compras. 

Los lockers de InPost son totalmente seguros para el usuario, ya que el interesado será el único con capacidad para acceder a su contenido gracias a un código PIN que recibirá en el momento en el que vaya a recoger su paquete. Los clientes podrán elegir en qué locker desean recibir su pedido, para lo cual la compañía está preparando un ambicioso plan que prevé desplegar 700 unidades en toda España a lo largo de 2022, que se unirán a las más de 21.000 con las que ya cuenta InPost en toda Europa.

Junto a los primeros lockers instalados en el territorio español, InPost ha anunciado la apertura de nuevos almacenes logísticos en Galicia y en Asturias como parte de su proyecto de expansión por un país en el que sus ventas se han multiplicado por 4,3 en los tres últimos años, y donde solo en enero de 2022, sus ventas aumentaron un 32,5% respecto al mismo periodo de 2021. 

“Si hay algo que demuestra la consolidación del modelo de entrega a no domicilio de InPost es que hemos logrado sextuplicar la rentabilidad de la empresa. Las cifras de este año siguen en una línea todavía más ascendente que la que marcó 2021, en la que nuestras ventas crecieron un 46%. Sobre todo, estamos muy orgullosos de que nuestra cuota de clientes finales represente ya un 66% de los ingresos totales en España, un aumento de más de 8 puntos respecto a años anteriores”, explica Nicola D’Elia, CEO de Southern Europe del Grupo InPost. “De ahí que, para responder a esa fidelidad de nuestros clientes, estemos haciendo un esfuerzo para llegar a cada vez más rincones de España. Ya tenemos Punto Pack en todas las poblaciones españolas de más de 5.000 habitantes, y ahora los lockers nos permitirán llegar todavía más lejos”, señala D’Elia.

Entregas sostenibles y sin fallos

Las taquillas inteligentes convivirán con los Punto Pack, más de 3.700 comercios, cafeterías y locales de toda España con capacidad para recoger pedidos online y entregárselos después a los usuarios que hayan seleccionado estos lugares como punto de entrega. El objetivo de InPost es crear una red híbrida de entrega a no domicilio, combinando los Punto Pack y los lockers, para ofrecerles la posibilidad de recibir sus compras online en un radio máximo de 300 metros a cualquier ciudadano que se encuentre en España. Un algoritmo determina cuáles son los mejores puntos de la ciudad para instalar las taquillas inteligentes.

InPost hace hincapié en los beneficios de optar por estos lockers como punto de entrega de los pedidos que se hagan en internet. Para empezar, ofrecen mayor libertad al usuario, ya que no tendrá que estar pendiente de encontrarse en su domicilio en el momento de la entrega, cuya hora casi siempre se desconoce. En ese sentido, al estar operativas las 24 horas del día los 7 días de la semana, el cliente podrá escoger aquella taquilla inteligente que se encuentre más cerca de la zona en la que vaya a moverse, ya sea por trabajo o por ocio, e incluso por residir en las inmediaciones. Así se reducen a cero las entregas fallidas.

Además, los lockers permiten ganar eficiencia en las entregas. Desde InPost explican que, en turno de 8 horas, un conductor de reparto típico de envío a domicilio puede hacer entre 80 y 100 paradas y por tanto repartir entre 80 y 100 paquetes, mientras que un conductor de InPost con tan solo 5-10 paradas puede entregar entre 800 y 1.000 paquetes. Esto significa que, gracias a su modelo de negocio logran repartir más paquetes ayudando a reducir el tráfico en las ciudades, lo que se traduce en una considerable reducción de las emisiones de CO2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.