La crisis del Canal de Suez pone en jaque al sector logístico

  • La nueva crisis en el transporte marítimo supone uno de los grandes retos a los que se enfrenta el e-commerce en este comienzo de año
  • El desvío por África supone un importante aumento en la duración de las rutas y mayor gasto de combustible, que ya está suponiendo retrasos y la disminución de los márgenes de beneficio de los ecommerce

El conflicto entre Israel y Palestina ha provocado una gran inestabilidad en toda la zona del Mar Rojo, poniendo en jaque al transporte marítimo mundial. El Canal de Suez tiene una extensión de 193 kilómetros y suponía alrededor de un 15% del comercio global; ya que comunica el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo, o lo que es lo mismo, Europa y Asia. 

Desde el pasado mes de noviembre, una facción armada de Yemen, los hutíes ha protagonizado ataques a varios buques mercantes y ha amenazado a las navieras que circulan por el Mar Rojo. Todo ello ha provocado que compañías como Maersk, Hapag-Lloyd AG, MSC o CMA CGM hayan decidido suspender la navegación por esta vía y se han visto obligadas a utilizar la vieja ruta marítima que circunvala África. Este cambio conlleva aproximadamente unos 10 días más de trayecto. 

¿Cómo afecta la crisis del Canal de Suez al e-commerce?

Este aumento en los días de navegación y en el gasto de combustible se verá reflejado en un incremento en los precios de los productos en Europa. Además, ya está provocando retrasos en la llegadas de pedidos online provenientes de plataformas asiáticas o de  e-commerce que trabajan con proveedores asiáticos. 

“Es indudable que esta crisis en el transporte marítimo afectará a los e-commerce que verán reducidos sus márgenes de beneficio. Será necesario que busquen alternativas para garantizar el stock y mitigar la reducción de sus márgenes a través de la optimización de su  cadena logística. Las herramientas capaces de controlar el rendimiento de los transportistas, automatizar la selección de los más eficientes y el seguimiento de los envíos serán de gran ayuda.” explica Roberto Fumarola, Co-fundador y CEO de la plataforma de envíos Qapla´. 

Es probable, que si el conflicto continúa, el transporte por tren y avión también se encarezca por el aumento de la demanda; sin embargo la opción de buscar nuevos proveedores más cercanos puede simplificar la logística, además de resultar más sostenible. Un factor cada vez más crucial en la decisión de compra de los eshoppers. 

Por tanto, aunque la situación suponga un reto para el sector e-commerce en este primer semestre del año, también se puede interpretar “como una oportunidad para encontrar nuevas soluciones que les permitan mejorar su cadena logística salvaguardando sus márgenes.” Añade Fumarola. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *