La logística dice no a la subida fiscal y alerta que una contrarreforma laboral desbocará el paro

  • La Asamblea General de UNO Logística hace un reconocimiento a la labor e implicación de la Aduana española y de todos sus profesionales desde el inicio de la pandemia
  • Las empresas de logística y transporte reclaman al Gobierno centrar los esfuerzos en favorecer la creación de empleo, huyendo de subidas de impuestos que ahoguen a las compañías que logren sobrevivir a esta crisis
  • La patronal logística UNO hace un llamamiento a introducir medidas de flexibilidad en el actual marco laboral, a reducir la burocracia y a formar en nuevas habilidades y competencias a los profesionales afectados por ERTEs
  • UNO propone implantar mecanismos de “gastos compartidos” entre empresas y Estado para afrontar los necesarios ajustes laborales que muchas compañías requieren por la abrupta caída de la demanda

El sector de la logística y el transporte, de los pocos ámbitos empresariales que están generando empleo en plena crisis por el Covid- 19, recuerda al Gobierno que no es momento para subir los impuestos y alerta que sólo hablar de contrarreformas laborales frena la creación de empleos. La Asamblea General de UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte, que reúne a las empresas líderes del sector, acordó en su última reunión manifestar su rechazo a los diferentes anuncios de subidas fiscales contempladas para 2021 y reclama medidas laborales y financieras concretas que permitan a las empresas del sector alcanzar cuanto antes los niveles de empleo pre-crisis.

Durante su asamblea anual, los líderes del sector logístico reconocieron además la labor e implicación de la Aduana española y de todos sus profesionales desde el inicio de la pandemia. “Han sido tiempos muy complicados y la Aduana ha hecho un gran esfuerzo para garantizar, en todo momento, las importaciones y exportaciones para que no se paralizara la actividad”, explica la organización empresarial. Un agradecimiento que se hizo extensivo también al resto de servicios vinculados a la Aduana como el Soivre, Sanidad Exterior o Agricultura.

La patronal UNO solicita al Gobierno cinco bloques de medidas que les permitan continuar generando empleo:

  1. Que se reduzca la carga impositiva de las empresas y de los ciudadanos, tal y como han hecho Portugal, Francia, Italia, Alemania y Grecia. “Aquí no sólo no se han eliminado impuestos, sino que se anuncian unos Presupuestos Generales del
    Estado con subidas fiscales, lo que supone un golpe a la generación de empleo y a la actividad empresarial”, afirma el presidente de UNO, Francisco Aranda.
  2. Un marco laboral mucho más flexible, siguiendo los modelos europeos que funcionan con éxito como son Alemania o el norte de Europa, donde se aplica el concepto de flexiseguridad, en lugar de apostar por introducir rigideces. La patronal urge a modernizar el actual marco laboral porque es antiguo y anticompetitivo. “Hablar de contrarreformas laborales actúa de freno para acometer nuevas contrataciones. La última reforma laboral permitió la creación de casi un millón de puestos de trabajo, adelantando e intensificando la recuperación de la crisis anterior”, ha manifestado Francisco Aranda.
  3. En paralelo, es preciso incluir a todo el personal afectado por ERTEs en programas de formación y captación de nuevas habilidades y competencias profesionales, para alinear completamente oferta y demanda de empleo y evitar así la sangría laboral de todos los que se encuentran en esta situación. “Se trata de readaptar a esos profesionales a los nuevos modelos productivos que están naciendo y dotarles de empleabilidad”, apunta el máximo representante del sector logístico.
  4. Reducir la burocracia que vive el tejido empresarial.
  5. Establecer un mecanismo de “gastos compartidos” entre empresas y Estado para asumir los necesarios reajustes de las empresas, para que se puedan adaptar a los nuevos niveles de demanda y mantener así vivo el tejido productivo. De lo contrario, muchas se verán abocadas a cerrar por insolvencia.
    “En resumen, se trata de medidas que nos permitan ser más competitivos, porque
    no podemos olvidar que al país solo le irá bien si le va bien a sus empresas, porque somos el mayor escudo social y quienes garantizamos el bienestar social”, indicó el presidente de la patronal española de las empresas de logística y transporte.
    Estamos ante la temporada navideña más atípica del último lustro. La logística es de los pocos ámbitos que continúa generando empleo, pero la crisis del Covid nos ha llevado a un modelo productivo mucho más digitalizado y necesitado de inversiones, que tienen que amortizarse. “Por eso, una subida fiscal o una contrarreforma laboral puede llevarse a muchas empresas por delante. Especialmente teniendo en cuenta las incertidumbres que tenemos”, indicó Francisco Aranda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.