El transporte y la logística es uno de los sectores de mayor crecimiento en los últimos años, incluso a pesar de la pandemia (o quizá gracias a ella). En 2021, el volumen de inversión logística tuvo un incremento del 65% respecto a 2020, según la consultora JLL1, el mayor de los últimos cinco años. 

En Brother somos expertos conocedores del sector y dedicamos grandes esfuerzos a analizar su evolución y cómo surgen nuevas necesidades o cambios de tendencia. Detectarlas con antelación nos permite servir mejor a nuestros clientes, y ofrecerles soluciones que les ayuden a reducir los costes y los tiempos de las tareas en todas las fases de la cadena de suministro.

El boom del e-commerce

El comercio electrónico nunca ha estado tan presente en el día a día. Circunstancias como el confinamiento a raíz del Covid, la comodidad para elegir y buscar lo que queremos desde casa o la inmediatez de la mensajería y las distintas opciones omnicanal como BOPIS (buy on line, pick in store) o los lockers, han ampliado la venta online a todo tipo de bienes y productos. El e-commerce ha venido para quedarse, y todo indica que su auge no ha hecho más que empezar. En los últimos 10 años, las ventas online del comercio minorista han pasado del 0,7% al 7,4%2de las ventas totales en nuestro país. Los expertos estiman, además, que las compras online a través de las redes sociales en todo el mundo crecerán a un ritmo del 31,4% anual hasta 2027. 

En definitiva, la logística no solo presenta brotes verdes, sino que está en un momento de enorme crecimiento, se encuentra en situación de pleno empleo y tiene una importante contribución al PIB nacional.

Más envíos que nunca… y más eficientes en costes

El auge de la actividad tiene un enorme impacto en el procesamiento, distribución y entrega de productos y esto hace que aumente la presión sobre los centros de distribución, que además “luchan” por conseguir envíos más rápidos y competitivos en costes. En este sentido, dotarse de tecnología que permita afinar y dar fluidez a los procesos es un punto importante a tener en consideración.

Evitar las devoluciones

Otro de los factores que evidencian la necesidad de reducir errores es la alta tasa de devoluciones (alrededor del 30% de las compras online se devuelven3, frente a un 8-10% en las tiendas físicas). Las razones son muy variadas: una talla incorrecta, un error del comprador, embalaje deteriorado… Y de manera muy notable, las etiquetas incorrectas: el 76% de los fabricantes reconocen haber visto errores de etiquetado4en más del 10% de sus productos. Recordemos que todo envío correctamente embalado, etiquetado y entregado es un envío rentable. Mientras que cualquier error significa duplicar o triplicar el coste del proceso logístico. 

En resumen, mantener en marcha esta gran rueda del comercio electrónico depende de una tecnología que permita compartir información de forma rápida y precisa en cada fase y ayude a las empresas logísticas a ser más eficientes en costes y en tiempos, tanto en la preparación y embalaje como en el etiquetado, transporte y entrega. Por ejemplo:

  • Garantizar la trazabilidad, mediante etiquetas claras y nítidas, con códigos de barras fáciles de leer y escanear con la durabilidad suficiente hasta que el producto llegue a su destino. 
  • Reducir al mínimo los tiempos de inactividad con equipos fiables, con un reemplazo de consumibles rápido y sencillo y el respaldo de un soporte técnico rápido y eficaz. 
  • Equipos versátiles capaces de imprimir distintos tamaños de etiquetas, como las de envío y de picking. 
  • Impresoras fáciles de integrar con sistemas ERP, softwares de gestión de almacenes, de diseño de etiquetas, escáneres de mano y sistemas ya montados (Brother mantiene asociaciones con SAP, BarTender o Datalogic, entre otros, para garantizar su compatibilidad). 
¿Qué soluciones propone Brother?

Tras estudiar cada parte de la cadena de suministro, Brother ha desarrollado diferentes soluciones pensadas para optimizar las tareas de logística y transporte desde el almacén o centros de distribución a la preparación de pedidos, impresión in situ o en vehículos y entrega al cliente. Cada solución tiene un uso distinto según la necesidad, entremos en detalle:

Impresoras portátiles RJ 

Ligeras y compactas, son perfectas para etiquetar sobre la marcha, transportadas por el operario o ancladas en una carretilla o vehículo.

En el almacén, permiten flexibilizar los puntos de impresión; evitan los cuellos de botella en una estación fija, y reducen los errores mediante el etiquetado in situ, allí donde es necesario.

En la entrega, posibilitan imprimir recibos con información en tiempo real del momento exacto de llegada del envío.

Impresoras portátiles PJ

Encajan perfectamente con la impresión en vehículos de reparto, en aquellos entornos en los que se necesitan documentos con más cantidad de información y calidad profesional hasta tamaño A4: albaranes de entrega, facturas, etc. Pueden fijarse en el camión o la furgoneta y son plenamente portátiles. Al igual que sus hermanas de la serie RJ, sólo necesitan papel térmico para imprimir y tienen numerosas opciones de conectividad: USB, Bluetooth, WiFi… (según modelo). 

Para la impresión de etiquetas en un punto fijo dentro de almacenes, centros de distribución y preparación de pedidos, ofrecemos dos tipos de soluciones adaptadas a las diferentes necesidades y volúmenes de impresión:

Impresoras de etiquetas de sobremesa TD

Destacan por su facilidad de uso, alta velocidad y diseño modular. Están pensadas para un volumen medio de hasta 1.000 etiquetas al día, con una anchura de hasta 4 pulgadas. Existen modelos de tecnología térmica directa (para etiquetas con una vida útil más corta TD-4D), otros también con transferencia térmica (modelos TD-4T, Para aplicaciones de etiquetado que requieren mayor durabilidad y resistencia) y los modelos superiores imprimen incluso etiquetas con tecnología RFID.

Impresoras industriales de etiquetas TJ

Diseñadas para maximizar la productividad, mantener un ritmo de trabajo elevado y atender picos de demanda. Son muy robustas y enteramente metálicas, para soportar los entornos de trabajo más duros. Alta velocidad y capacidad de consumibles, para necesidades de impresión de más de 1.000 etiquetas/día.

Además, es importante añadir que todos los equipos de impresión y etiquetado Brother para el sector logístico cuentan con 3 años de garantía de serie, inclusive para empresas y uso profesional. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.