Honeywell presenta un refrigerante HFO para el sector de la automoción con un potencial de calentamiento global reducido en más del 50%

 

El refrigerante Solstice® 456A, que no daña la capa de ozono y tiene un potencial de calentamiento global reducido, ofrece una solución para sustituir al R-134A en vehículos más antiguos

Solstice® 456A amplía el impacto de la cartera Solstice de Honeywell

Honeywell ha anunciado un nuevo refrigerante basado en hidrofluoroolefinas (HFO) para el mercado europeo de recambios de automoción, que tiene el potencial de reducir la huella de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los sistemas de aire acondicionado de los vehículos existentes en más de un 50 %. Solstice® 456A ofrece una solución fácil de usar, económica y sin necesidad de intervención para los vehículos fabricados antes de 2017. En este sentido, tiene un rendimiento similar al del R-134A, lo que ayuda a satisfacer las necesidades de los propietarios de vehículos y de los talleres de reparación de automóviles en el marco de la actual legislación de la UE relacionada con el clima. 

“Con más de 200 millones de coches en las carreteras europeas que todavía utilizan R-134A, existe la necesidad en el mercado de un producto sostenible y económico para apoyar a los talleres de reparación de automóviles que dan servicio a estos vehículos”, explica Rick Winick, vicepresidente y director general de Honeywell Automotive Refrigerants. “Solstice 456A es un refringente clasificado como ASHRAE A1, no inflamable y fácil de usar, que puede utilizarse fácilmente para trabajar con las máquinas y herramientas de servicio de aire acondicionado existentes”.  

Solstice 456A estará disponible comercialmente para el mercado europeo de posventa de automoción a finales de este año.

Honeywell ha invertido mil millones de dólares en investigación, desarrollo y nuevas capacidades para su tecnología Solstice, tras haber anticipado la necesidad de contar con soluciones con menor potencial de calentamiento global (GWP) para combatir el cambio climático, hace más de una década. Esta línea de productos, que ayuda a los clientes a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y a mejorar la eficiencia energética sin sacrificar el rendimiento del producto final, incluye refrigerantes para supermercados, aire acondicionado para coches y camiones, agentes espumantes para el aislamiento, propulsores para el cuidado personal y del hogar, y disolventes para soluciones de limpieza.

Los clientes que utilizan la tecnología Solstice han evitado la emisión potencial del equivalente a más de 260 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono a la atmósfera, una cifra equiparable a eliminar las emisiones potenciales de más de 56 millones de coches durante un año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.