Inicio de la cuenta atrás para el ID. Buzz eléctrico de Volkswagen

Actualmente, Volkswagen Vehículos Comerciales está pasando por la fase final de pruebas de los prototipos ID. Buzz. Ahora mismo, la flota de preproducción está de gira por Europa. Estas pruebas finales se llevan a cabo en condiciones cotidianas entre Barcelona, París, Londres, Ámsterdam, Copenhague, Hamburgo y Hannover. Kai Grünitz, director de Desarrollo de Vehículos en Volkswagen Vehículos Comerciales, señala: «Antes de empezar con la plena producción del ID. Buzz, estas pruebas finales con vehículos que prácticamente coinciden con la especificación definitiva de la producción total nos proporcionan una información indispensable para la puesta a punto final».

Nuevo diseño expresivo, inspirado en el icónico T1

Ahora los prototipos ID. Buzz están solo sutilmente encubiertos. De este modo, se está haciendo evidente que los diseñadores han trasladado rigurosamente el estilo del prototipo de 2017 a la versión de producción definitiva de 2022: las similitudes son indiscutibles. Ambas versiones del ID. Buzz se inspiran en los elementos estilísticos del legendario T1, el Bulli original. Entre estos elementos se encuentran los voladizos extremadamente cortos de la carrocería, el aprovechamiento al máximo del espacio en una superficie mínima, la clásica división del diseño de la carrocería del vehículo en un nivel superior y otro inferior, además del inconfundible frontal con su forma de V. Y al igual que el Bulli original, el ID. Buzz también viene con tracción trasera.

A pesar de todos los lazos con la gran historia de la línea de modelos, el innovador ID. Buzz da un nuevo rostro a la automoción eléctrica. Lo que se ha creado es un automóvil sin rival alguno, ya que el ID. Buzz no parte del compromiso con una plataforma de tracción múltiple, sino que es un Bulli eléctrico construido desde cero. Ambas versiones del ID. Buzz, ya sea el minibus o la furgoneta, son indicios de que sus propietarios han tomado una sabia decisión en cuanto a la movilidad, con las que tanto los usuarios particulares como las empresas pueden contrarrestar el cambio climático.

El prototipo basado en la plataforma MEB permite un alto grado de agilidad 

En cuanto a la ingeniería, la nueva línea de modelos se basa en la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) del Grupo Volkswagen. Las dos versiones del ID. Buzz se lanzarán este año con una batería de iones de litio de alto voltaje que proporciona un contenido energético bruto de 82 kWh (neto: 77 kWh). La batería alimenta un motor eléctrico de 150 kW, integrado en el eje trasero, al que también acciona. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 145 km/h, pero todavía no se dispone de cifras oficiales sobre la autonomía. De hecho, el nuevo ID. Buzz es un vehículo muy ágil. Por un lado, el motor eléctrico alcanza su par máximo de 310 Nm desde el arranque en parada. Y por otro, a estos componentes dinámicos se les suma el hecho de que la carrocería del vehículo tiene un centro de gravedad muy bajo, ya que la batería está situada muy abajo en los paneles sándwich del suelo. En virtud de su diseño, el ID. Buzz tiene otra ventaja: el radio de giro del Bulli eléctrico es de poco más de 11 metros.

Aprovechamiento del espacio al máximo y una distancia entre ejes como la del T6.1

Volkswagen Vehículos Comerciales ha desarrollado una estructura versátil basada en la plataforma MEB que facilita una gama de usos especialmente amplia: con sus cinco plazas, el ID. Buzz está perfectamente pensado para el uso profesional como para usarlo en actividades de ocio. A partir de la furgoneta de tres plazas ID. Buzz Cargo, se está trabajando en una furgoneta ultramoderna de cero emisiones. Pero eso es solo el principio. A lo largo del próximo año, la cartera de productos se completará con un modelo con una mayor distancia entre ejes y una gama de posibilidades en el interior proporcionalmente más amplia.

Notas sobre las dimensiones: Las versiones del ID. Buzz y ID. Buzz Cargo, con la distancia entre ejes estándar (2.988 mm), que se lanzan este año tienen una longitud de solo 4.712 mm. A modo de comparación: la distancia entre ejes del nuevo ID. Buzz se diferencia solamente dos milímetros de la del T6.1, que, sin embargo, tiene una longitud total de 4.904 mm. El ID. Buzz ofrece de este modo una longitud interna similar, pero cabe en plazas de aparcamiento más pequeñas. La versión del minibus, generosamente acristalado por todos lados, tiene una altura de 1.937 mm; mientras que la altura de la furgoneta es de 1.938 mm debido a ligeras diferencias en el chasis (T6.1: 1.970 mm). Los dos ID. Buzz tienen una anchura de 1.985 mm (sin contar los retrovisores), por lo que el nuevo modelo es 81 mm más ancho que el T6.1. Con llantas que miden de 18 a 21 pulgadas, la nueva línea de modelos se desplaza sobre ruedas grandes (750 mm de diámetro).

Gran cantidad de espacio para las personas, el equipaje y el trabajo

Gracias al concepto MEB de ahorro de espacio, el ID. Buzz y el ID. Buzz Cargo aprovechan el espacio de forma excepcional. El ID. Buzz de cinco plazas tiene una capacidad de hasta 1.121 litros de equipaje incluso con todos los asientos ocupados. La capacidad de carga máxima del ID. Buzz Cargo, que cuenta con un tabique detrás de los asientos delanteros, es de más de 3,9 m3.

«Plug & Charge» y carga bidireccional 

Soluciones de carga inteligentes: con el último software ID., la línea de modelos también ofrecerá en el futuro la función «Plug & Charge». Mediante esta función, el ID. Buzz se puede autoidentificar en las estaciones de carga rápida de muchos proveedores (DC) a través del conector de carga, intercambiando todos los datos necesarios de esta manera – una solución mucho más cómoda. Y habrá una novedad más: la carga bidireccional. Esta tecnología abrirá un nuevo abanico de posibilidades, como, por ejemplo, que a partir de ahora sea posible almacenar el exceso de energía de los propios paneles solares de una casa en el ID. Buzz y devolverlo por la noche al hogar para que sea independiente incluso sin no hay sol.

Actualizaciones over-the-air y sistemas de asistencia innovadores

En general, tanto con el ID. Buzz como con todos los modelos de la familia ID. se pueden descargar las actualizaciones de software de forma inalámbrica. Estas incluyen tanto las actualizaciones del sistema de infoentretenimiento como aquellas relacionadas con la carga o las funciones de asistencia al conductor. La gama de sistemas de asistencia al conductor incluye tecnologías interconectadas de forma innovadora, como la nueva función «Trained Parking» (maniobras automáticas para entrar y salir de las plazas de aparcamiento), «Car2X» (avisos y alertas de peligro en las inmediaciones) y la última versión del Travel Assist, que utiliza datos de fuentes populares; el sistema facilita la dirección hacia delante y hacia los lados de forma parcialmente automatizada en toda la gama de velocidades.

Lanzamiento en Europa en septiembre

La producción del ID. Buzz empezará en el primer semestre de este año, y el lanzamiento en Europa tendrá lugar poco después, en otoño. El ID. Buzz también se comercializará en Estados Unidos: supondrá el regreso de la línea de modelos de Nueva York a San Francisco, que ha sido muy esperado por numerosos aficionados estadounidenses.

El primer precursor del ID. Buzz debutó hace 50 años

Cabe señalar que el ID. Buzz no es el primer Bulli con un sistema de propulsión eléctrica. Hace 50 años, en la Feria de Hannover, Volkswagen ya presentó un T2 como primer prototipo impulsado por un motor eléctrico montado en la parte trasera. Sin embargo, la autonomía máxima de 85 kilómetros demostró que la tecnología de las baterías aún estaba lejos de ser adecuada para un uso práctico. Pero ya en aquel entonces, en 1972, nació el sueño: construir un Bulli de cero emisiones. Ahora, en 2022 se está ha hecho realidad.

1.) La forma de escribir el nombre del vehículo ha cambiado durante el desarrollo de la serie, pasando de ‘ID. BUZZ’ a ‘ID. Buzz’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.