Dachser encarga un estudio para analizar el hidrógeno como portador de energía

La multinacional alemana de logística Dachser ha encargado un estudio a un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Kempten para que analicen más de cerca el hidrógeno como un vector de energía neutral en CO2.

El hidrógeno se presenta como un candidato prometedor para la descarbonización del transporte por carretera. Por esta razón, Dachser encargó a la Universidad de Ciencias Aplicadas de Kempten, Alemania, que realizara el estudio “Infraestructura y logística H2”. El objetivo era investigar la disponibilidad pública de hidrógeno, así como los procesos de producción conocidos actualmente y las opciones de reabastecimiento de combustible para su uso en camiones eléctricos de celda de combustible, en el período 2025 a 2030 para la red europea DACHSER Road Logistics. El estudio muestra la existencia de determinadas cuestiones por resolver en la búsqueda de un combustible limpio y sostenible.

Ubicaciones adecuadas para camiones de hidrógeno

El informe identificó lugares estratégicos donde el funcionamiento de camiones eléctricos de celda de combustible será posible para 2025 debido a la alta disponibilidad de hidrógeno y factores de ubicación favorables. Las cuatro delegaciones de Dachser en Hamburgo, Magdeburgo, Colonia y Herne son “particularmente adecuadas”. Otras 42 localizaciones se consideran “adecuadas” y, por lo tanto, podrían llegar a ser relevantes para camiones con esta tecnología de propulsión en el futuro.

Un reto importante lo constituye la infraestructura de las estaciones de servicio: en total, solo hay 56 estaciones de servicio en Europa donde los vehículos comerciales pueden repostar con hidrógeno. No se prevén planes de expansión concretos. Los científicos del Centro de Investigación de Allgäu, encabezados por el Profesor Werner Mehr, también estudiaron investigaron si sería técnica y económicamente factible producir hidrógeno internamente. Para ello, se simuló la producción de hidrógeno mediante electrólisis a partir de la energía sobrante del sistema fotovoltaico en las instalaciones de DACHSER en Friburgo. El resultado fue que, aunque la producción interna es técnicamente posible, actualmente no es rentable debido a los altos costes de generación. Además, el volumen máximo de producción de hidrógeno viable solo es suficiente para mover un tren articulado con caja móvil alrededor de 80.000 km por año, lo que es claramente demasiado poco.

Un portador de energía prometedor

Andre Kranke, Head of Corporate Research & Development and Project Manager Climate Protection en Dachser lo ha resumido así: “El estudio de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Kempten muestra que la infraestructura para el suministro de hidrógeno verde en Europa se está desarrollando actualmente. El abanico incluye desde importaciones de hidrógeno de otros continentes a instalaciones de producción centrales en Europa para el autoabastecimiento regional. Esto abre una amplia gama de oportunidades y posibilidades para el uso de esta nueva forma de energía sostenible y respetuosa con el clima. Más de 40 delegaciones de Dachser ya están muy bien ubicadas en la red europea de infraestructura de hidrógeno: una muy buena posición de partida para abastecer camiones eléctricos con celdas de combustible de hidrógeno. Dachser se está lanzando a la era del hidrógeno en Magdeburgo y Hamburgo (ambos en Alemania). A partir de 2023, los primeros camiones eléctricos de celda de combustible de hidrógeno estarán disponibles en la red de Dachser. El objetivo es acompañar de cerca el desarrollo de esta pionera tecnología de cero emisiones e impulsar el despliegue de la innovación junto con entidades asociadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.