Las inundaciones golpean las cadenas de suministro en China y en Europa

Las inundaciones en Alemania, Países Bajos, Bélgica y China han interrumpido las cadenas de suministro. Los desastres naturales han paralizado las carreteras, los ferrocarriles, y el transporte marítimo. Las entregas prevacacionales se encuentran en riesgo. Según estimaciones preliminares, el coste de la reconstrucción de las líneas de ferrocarril ascenderá a 4 billones de dólares. No se conocen aún los costes de reparación en China.

Zhengzhou, una de las estaciones de ferrocarril más grandes de China, se inundó. La  suspensión de las operaciones del 20 al 26 de julio perjudico tanto los flujos logísticos domésticos como los internacionales. La estación cerró durante una semana, aunque los retrasos resultantes podrían durar de uno a cuatro semanas. Como consecuencia de las inundaciones, 400 trenes de pasajeros o de transporte de mercancías se cancelaron o se retrasaron. Las salidas desde la estación, la logística “primera milla”, la liberación de contenedores, y la salida de barcos desde el puerto constituyen los principales retos. 

Vladyslav Martin

“Zhengzhou no es el único lugar de China que ha padecido la fuerza de las inundaciones. El puerto de Shanghai y los aeropuertos de la región cerraron durante 4 días. Por razones de seguridad, las operaciones también se suspendieron en los almacenes.  Se ha podido restablecer la situación, pero los retrasos en las entregas durarán con toda probabilidad hasta una semana o dos en muchas líneas, incluyendo Zhengzhou-Malaszewicze, Zhengzhou-Katowice, Zhengzhou-Hamburgo, Zhengzhou-Milano, y Zhengzhou-Múnich. Se esperan retrasos más importantes en la Provincia de Henan, que se encuentra actualmente debajo de las aguas,” indica Vladyslav Martin, Responsable del Departamento de Transporte ferroviario de EU/China.

Simultáneamente con esta situación en China, varios países de Europa Occidental están con dificultades por los efectos de sus propias inundaciones. La ciudad belga de Lieja, conexión directa por ferrocarril con la estación de Zhengzhou ha padecido los efectos devastadores de las inundaciones. La recuperación por los daños causados por inundaciones y tormenta necesitará varias semanas. La red de ferrocarril en Valonia no estará totalmente restaurada hasta finales de agosto. Los costes de reparación de los daños se estiman en torno a los 30-50 millones de euros. Más de 10 km de vías férreas y decenas de miles de traviesas necesitan reconstrucciones.  

Alemania también ha sido seriamente afectada. Según las estimaciones, la renovación de las vías férreas y calzadas de carreteras dañadas costará más de 2 billones de euros. La longitud total de reconstrucción requerida de vías férreas es de 600 km. A su vez, la agencia gubernamental neerlandesa ProRail estima que la reparación de la red nacional costará más de 500 000 euros.

“El récord de lluvias no solo ha afectado al transporte por ferrocarril sino también al transporte por carretera. Existen limitaciones en el transporte estándar de contenedor. Actualmente las empresas logísticas en Europa Occidental lidian con la escasez regional de contenedores marítimos y ferroviarios,” añade Vladyslav Martin.

Para asegurarse una entrega a tiempo para Navidad, los clientes están planeando con antelación. En general la búsqueda empieza en Setiembre y octubre. Hoy, se reservan las plazas en trenes y barcos a 6 meses vista. La situación es precaria. No se sabe aún que costes supondrán para los gobiernos europeos y de China las inundaciones y los retrasos.  

Más información: AsstrA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.