Retos de almacenaje para el comercio electrónico  

Durante la última década, los terminales de tráfico han evolucionado de forma significativa, especialmente como parte de las redes de distribución. En el primer semestre de 2022, la capacidad de almacenaje en Polonia alcanzará 25 mln m², frente a 2.14 m² en 2012. Sin embargo, el boom del comercio electrónico provocado por la pandemia ha cambiado la forma en la cual se distribuyen y tratan los productos. Se han reorganizado las operaciones en almacenes especializados para permitir preparación de pedidos y embalajes más eficaces.   

Hace diez años, la mayoría de las operaciones logísticas consistían en entregar productos a tiendas o a otros puntos de distribución y servir exclusivamente al mercado B2B. Con el aumento reciente del comercio electrónico, las estructuras del comercio tradicional y de las cadenas de suministro han cambiado. Los proveedores logísticos han empezado a tratar volúmenes importantes de pequeños pedidos B2C. La disposición de los almacenes, los procesos, las tecnologías y el mercado laboral han evolucionado todos a la vez. Varios almacenes se han vuelto mega centros de distribución que tratan miles de paquetes cada día.  

Robert-Szymanczak.

“Las nuevas tecnologías han cambiado rápidamente la forma de operar de los almacenes. Las innovaciones llave, a menudo relacionadas con la robotización y la automatización de procesos. Los sistemas de Voice Picking, los sistemas Pick To Light basados en luz y LED, los sistemas pick-by-vision que utilizan tecnologías de realidad aumentada han mejorado el rendimiento de la preparación de pedidos.  La tecnología de Identificación por Frecuencia Radio (RFID) ha reducido los tiempos de operación en los almacenes y ha eliminado la mayoría de los errores. Los drones han cambiado básicamente la forma de entrega de los paquetes en el comercio electrónico, y se han integrado los sistemas IT de los proveedores logísticos y de los clientes,” cuenta Robert Szymanczak, Manager de Almacén AsstrA en Błonie.

Las nuevas tecnologías conllevan también nuevos retos. Para hacer frente a las expectativas crecientes de los clientes de logística y de los consumidores finales, los proveedores de servicio de comercio electrónico deben corregir rápidamente los errores que surgen. La gestión de inventario constituye una función fundamental del Sistema de Gestión de Almacén/Warehouse Management System(WMS).  Sin embargo, en el caso del comercio electrónico, la actualización del estado de los pedidos y de la información del producto deben ser accesibles en tiempo real y con extremada precisión.  

Con el objetivo de proporcionar procesos de almacenaje flexibles y fiables, los almacenes deben tener adecuadamente acondicionado los espacios, es decir con áreas de almacenaje altas y entreplantas para así aumentar la capacidad y los tipos de Stock Keeping Units (SKU)/ Número de referencia único soportado. 

“Los servicios de almacenaje de comercio electrónico moderno se complementan con la utilización de mensajes SMS, de emails, o de aplicaciones móviles. Se debe también tener en cuenta la logística de devoluciones. Además del adecuado seguimiento de pedidos, debe reservarse un área separada en la zona para la recepción de productos para los procesos de manipulación de devolución. El análisis continuo contribuye a identificar y finalmente minimizar las causas de las devoluciones,” recalca Robert Szymanczak.

El almacén AsstrA en Błonie, Polonia, proporciona una amplia gama de servicios básicos como el almacenaje, el cross-docking, y la preparación de pedidos para un cargamento general, como el etiquetado, el embalaje y el co-packing. El área de almacenaje está totalmente equipada para cumplir con las necesidades de las clientes que operan hoy en la industria del comercio electrónico.  

Más información: AsstrA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.