Cinco tendencias para afrontar la cambiante demanda de la logística en 2024

Locus Robotics, referente mundial en robots móviles autónomos (AMR) para la automatización de almacenes, revela las soluciones y tendencias que determinarán el futuro de la industria logística en 2024.

Tras presentar recientemente las múltiples ventajas de la llegada de Vector, el nuevo robot de la compañía, al mercado europeo y consagrar su relevancia dentro del mercado al recoger más de dos mil millones de unidades en todo el mundo, Inés Alcántara, Sr Sales Engineer de Locus Robotics en España presenta cinco claves que marcarán la innovación en el mercado logístico en 2024:

IA: analítica de datos y automatización para mejorar no solo el picking, sino también las operaciones, la planificación predictiva, la productividad en tiempo real, la monitorización y el análisis, así como otros aspectos relacionados con la gestión del personal. El uso de tecnologías como la inteligencia artificial o el aprendizaje automático con la automatización robótica dentro de los almacenes permite la analítica de datos en tiempo real y la automatización para mejorar optimizar la cadena de suministro y reducir los costes operativos. Cuando los volúmenes de pedidos disminuyen después del pico, es el momento perfecto para optimizar los flujos de trabajo y posicionar mejor el almacén con la ayuda de la tecnología de automatización.

La IA generativa basada en datos procedentes de más de dos docenas de informes detallados y paneles en tiempo real permite a las empresas disponer de información predictiva capaz de mejorar su productividad y analizar las claves para lograr un mayor rendimiento de sus recursos. Un ejemplo de optimización de flujos de trabajo con IA son los mapas de calor de tráfico, que se pueden utilizar para identificar y eliminar cuellos de botella en las rutas de picking o procesos de guardado de un almacén.

Este perfeccionamiento continuo del proceso basado en el análisis de datos permite a los almacenes estar preparados para aumentar rápidamente la actividad durante picos estacionales.

Una mayor conciencia eco-logística: en los últimos años no solo ha ganado en presencia sino también en importancia, siendo un factor cada vez más relevante a la hora de tomar decisiones.

Esta preocupación por la sostenibilidad ambiental seguirá siendo relevante dentro del almacén. Es probable que las empresas logísticas busquen formas de reducir su huella de carbono mediante la adopción de prácticas ecoamigables como: la adquisición de vehículos industriales eficientes, la preferencia por productos con packaging ecológico o reciclado, escaso o nulo uso de plásticos, priorizando a los proveedores de cercanía para favorecer la compra de productos y soluciones sostenibles.

Entre los principales materiales que componen los robots se encuentran el plástico ABS, las carcasas de metal, baterías, placas de circuitos impresos y otros elementos electrónicos relacionados. Dado que la vida útil de cada componente varía, sólo se recurre al reciclaje cuando una pieza o componente no se puede reacondicionar o reutilizar. Adicionalmente, gracias al mantenimiento proactivo, la actualización constante de funcionalidades y nuevos casos de uso podemos alargar la vida útil de nuestros robots mucho más allá de los 7 años de vida útil, prácticamente de forma indefinida.
AMR y operarios para suplir los periodos de alta demanda: desde 2020 se ha observado una evolución significativa en la naturaleza de los períodos pico y los momentos de ofertas. Estos períodos, tradicionalmente asociados con eventos como Black Friday, Cyber Monday o las temporadas de rebajas, se han expandido y diversificado a lo largo del año.

La automatización gracias a los AMR (Robots Móviles Autónomos por sus siglas en inglés) en el almacén permite transportar excedentes o inventario de venta más lenta a zonas de almacenamiento en secciones menos transitadas del almacén, y liberar así las principales ubicaciones de recogida para productos con más rotación. Este proceso mejora la productividad colocando los productos que se seleccionan más a menudo en ubicaciones de fácil acceso, a la vez que optimiza el diseño del almacén para una mayor eficiencia en la gestión de pedidos.

La digitalización de los procesos logísticos: una tendencia creciente en todo el mundo que muchas empresas están adoptando son tecnologías digitales para optimizar sus operaciones logísticas, mejorar la eficiencia y reducir costes. Cuando hablamos de digitalización hacemos referencia a la implementación de soluciones logísticas capaces de integrar software y hardware, sistemas de gestión de almacenes (SGA), sistemas de seguimiento y rastreo, automatización de la cadena de suministro, intercambio electrónico de datos (EDI) y otras soluciones digitales.

Locus Robotics, por ejemplo, ofrece la solución LocusOne, con la que es posible proporcionar a los operadores métricas de planificación operativa y de gestión relevantes y procesables. De esta forma, la robótica logra facilitar la labor del trabajador, tanto en la recogida y preparación de pedidos y cajas, como en la reposición de productos, la construcción de palés o el transporte de punto a punto dentro de un almacén.
Machine customers para automatizar las compras: los machine customers son programas dotados de inteligencia artificial que compran o venden productos. Según Gartner, este avance ejercerá una gran influencia en el comercio y la industria en los próximos años. La consultora tecnológica pronostica que en 2028 los usuarios máquina ya habrán dejado obsoletos el 20% de los escaparates digitales legibles por humanos. La expansión de este tipo de consumidores puede tener un impacto mayor al de la invención del e-commerce, por lo que Gartner recomienda investigar esta tendencia y explorar las oportunidades de mercado.

Estos nuevos actores económicos tienen inteligencia suficiente para actuar de forma independiente. La analítica avanzada y la IA actuales, que personalizan las ofertas de marketing, los productos, los servicios y los contenidos tendrán que adaptarse a estas máquinas. Por ejemplo, la mejora de la previsión de ventas B2B (una herramienta necesaria para predecir y cualificar a clientes potenciales) y la automatización de procesos dependerá de una gestión disciplinada de los datos que produzca información de alta calidad mientras que los responsables de datos y análisis también tendrán que mejorar sus capacidades para apoyar las ventas impulsadas por máquinas.

Todos estos pronósticos evidencian la capacidad de una industria capaz de adaptarse a las demandas de un mundo cada vez más conectado, consciente y basado en datos. La automatización, la digitalización, la sostenibilidad y la inteligencia de datos ya no son meras posibilidades; son requisitos fundamentales para cualquier empresa que aspire a tener éxito en un entorno competitivo y cambiante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *