Cómo seleccionar el sistema de automatización robótico idóneo para mejorar las operaciones logísticas en 2024

Por Iván Peral Robles, Deployment Project Manager en Locus Robotics

A la hora de afrontar el vertiginoso entorno y ritmo de las operaciones logísticas en este nuevo año, hallar un sistema de automatización robótica idóneo se convierte en una tarea pendiente para muchas compañías. Sin embargo, adquiere una relevancia aún mayor al enfrentar períodos pico o durante una intensa actividad interna, especialmente cuando se abordan acciones que demandan una logística inversa.

Navegar por las complicaciones logísticas de diversas industrias, como proveedores de servicios logísticos de terceros (3PL), atención médica, retailers o manufacturación, entre otros, puede resultar abrumador. Sin embargo, la clave para mejorar la eficiencia radica en encontrar la tecnología de automatización de almacenes adecuada, que se adapte a las necesidades específicas de cada negocio.

La realidad a la que deben enfrentarse las empresas es la de un mercado lleno de opciones: infraestructuras fijas como cintas transportadoras, clasificadores, o automatización robótica como AMR y robots con brazos de diferentes tipos y usos. Dentro de este panorama es esencial abordar directamente las necesidades de cada organización y conocer las principales debilidades de su estructura en el momento de invertir. Si por ejemplo la velocidad constituye una prioridad, los robots móviles autónomos flexibles serán la mejor opción para impulsar la velocidad del almacén. En cambio, si se padece una elevada rotación de personal, estos robots pueden reducir significativamente los requisitos de formación y fomentar la retención del personal, así como mejorar la ergonomía y la seguridad de los trabajadores.

Al implementar la automatización, cualquier responsable del almacén comprende que esto puede conllevar gastos de capital significativos, salvo que opte por una solución as a service, como en el caso de nuestra solución RaaS (Robots as a Service por sus siglas en inglés), con los que se consigue que los costes de automatización se transformen de gastos de capital (CapEx) a gastos operativos diarios (OpEx). Con RaaS, la inversión inicial mínima simplifica el proceso de aprobación presupuestaria y reduce exponencialmente el tiempo de retorno de la inversión. En este contexto, la inversión en tecnología idónea no solo ofrece eficiencia en la manipulación de materiales, sino que también puede mejorar la precisión y la velocidad en la ejecución de tareas. Al considerar este cambio, las empresas deben evaluar cuidadosamente sus operaciones y adoptar estrategias que les permitan aprovechar al máximo nuevas herramientas.

A diferencia de los AGV, que suelen ser de un solo uso y requieren de pistas de algún tipo, los robots móviles autónomos (AMR) son muy dinámicos. pueden evitar las obstrucciones y responder a cambios necesarios en las rutas. En lugar de seguir recorridos fijos, los AMR pueden trazar de forma inteligente rutas óptimas entre los puntos de recogida y de entrega a medida que cambian las condiciones.

Precisamente existen una serie de procesos para mejorar y evaluar las tecnologías implementadas por las empresas y medir la efectividad general y la funcionalidad de cada solución propuesta:
Comprender las necesidades del almacén: se debe tener en cuenta el objetivo o la misión del almacén/empresa. ¿Se trata de un 3PL sujeto a acuerdos de nivel de servicio con el cliente cargados de incentivos, un centro de distribución u otra función? en primer lugar, es necesario obtener una visión detallada de las necesidades comerciales y especificaciones de productos del almacén. Para ello se debe adaptar la innovación a cada contexto para poder maximizar los beneficios.
Facilitar el consenso entre los interesados: es decir, lograr la alineación desarrollando una estrategia sólida de la futura adopción de nueva tecnología. Es esencial tener en cuenta ideas y estrategias para garantizar que todos los actores clave estén implicados, fomentando una transición más fluida.
Evaluar eficientemente el alcance del proyecto: acceder a una lista minuciosamente elaborada de preguntas diseñadas para simplificar el proceso de evaluación. Estas preguntas abordan diversos aspectos del alcance del proyecto, permitiendo tomar decisiones bien fundamentadas sobre la implementación de la automatización robótica.
Acelerar el proceso de evaluación: agilizar el proceso de evaluación, asegurando una transición rápida para involucrarse con los partners más compatibles.
Considerar el impacto holístico de la automatización: fomentar una perspectiva estratégica al considerar una influencia más amplia de la automatización en todo el ecosistema dentro del almacén.
Garantizar soluciones de automatización de almacenes óptimas: asegurar que el almacén opte por la solución de automatización más ventajosa. Es decir, aquellas que permitan llevar las operaciones a nuevas cotas de eficiencia y productividad.
Ante la complejidad logística que abarca diversas industrias, la necesidad en pleno 2024 de optimizar la eficiencia en los almacenes se vuelve ya una prioridad. La búsqueda de la tecnología de automatización robótica adecuada a la mejora de las operaciones de cada almacén se presenta como una tarea esencial en el panorama empresarial actual a la hora de adoptar un proceso de digitalización completo y, a su vez, adquirir una ventaja competitiva diferencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *