El distribuidor de STILL José Vidal se traslada a unas vanguardistas instalaciones de 10.000 m2  en Alicante

  • La nave de 4.000 mse ubica dentro del Polígono Industrial Las Norias de Monforte del Cid, un emplazamiento estratégico para la compañía 
  • El proyecto se ha ejecutado a lo largo de 3 años con la finalidad de conseguir unas instalaciones adecuadas a la operativa de la compañía

La compañía STILL, líder en intralogística, cuenta desde hace tres décadas con el respaldo del distribuidor José Vidal, que presta servicio en las provincias de Alicante y Albacete. Frente a la necesidad de incrementar su espacio y reubicarse en una zona mejor situada, hoy José Vidal acaba de inaugurar en Alicante unas nuevas instalaciones de 10.000 m2 que cumplen con todos estos requisitos.  

La nueva ubicación de José Vidal —dentro del Polígono Industrial Las Norias de Monforte del Cid— conecta al distribuidor de STILL a través de sus vías de transporte cercanas con las provincias colindantes, además, le garantiza una situación privilegiada dentro de la provincia de Alicante. 

El nuevo emplazamiento del distribuidor de STILL en Alicante está considerado como un polígono de baja densidad. Según puntualiza Malena Vidal, directora general de la compañía, “es una gran ventaja el poder disponer de una parcela de 10.000 m2. Todo el proyecto, tanto la búsqueda del espacio, como el diseño y distribución de las diferentes áreas de la empresa, ha sido planificado, analizado y muy pensado para poder alcanzar el resultado óptimo que hemos conseguido. Disponemos de una distancia entre empresas muy amplia, hay grandes zonas para aparcar y espacios libres para maniobrar y poder realizar cargas y descargas de forma cómoda y eficiente, cosa que ayuda y mejora la seguridad y calidad de nuestra actividad”.

Una operativa eficaz 

La filosofía de José Vidal, que prioriza la optimización de los recursos y la practicidad en los procesos, está también presente en el interior de sus nuevas instalaciones. El equipo diseñó un recinto diáfano, sin rincones, tabiques o columnas innecesarias, algo que facilita el desplazamiento de la maquinaria. 

La nave de 4.000 m2 se distribuye en cinco zonas diferenciadas que consiguen que el trabajo diario dentro de la compañía sea ordenado y fluido: taller con boxes de trabajo y puente grúa de 5 toneladas, área de piezas y recambios, zona de exposición de 500 m2, oficinas y almacén de maquinaria —con 400 máquinas de ocasión y alquiler listas para la entrega—.

El área exterior de 6.000 m2  permite que los camiones maniobren y descarguen con total libertad en los dos muelles. Fuera de la nave también se encuentra el aparcamiento para clientes y furgonetas-taller, además de un circuito cerrado para impartir las prácticas del curso de operador de carretillas. También incluye otras facilidades, como la zona de carga y descarga para transportistas y un área de lavado, llenado de baterías y acondicionamiento de máquinas.

El proyecto ha dado prioridad a la iluminación, los espacios diáfanos, la practicidad y la organización de todos los equipos. El objetivo durante la ejecución del proyecto ha sido crear un espacio que facilite el trabajo y que trasmita eficiencia y profesionalidad. Tal y como concluye Malena Vidal, “comenzamos la búsqueda de terrenos y construcción de nuevas instalaciones hace diez años. Un proyecto que, después de tres años de intensos trabajos de ejecución, hoy ya es por fin una realidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.