Serie N de Yale: redefiniendo la excelencia en los sectores de almacén y logística, automoción y alimentación

  • La nueva Serie N de Yale® permitirá a las operaciones de numerosas industrias adaptarse rápidamente a las demandas cambiantes con sus soluciones personalizables.
  • La Serie N ofrece características de diseño donde el operario es prioritario.
  • La capacidad de configuración de la gama permite a los clientes de los sectores de almacén y logística, automoción y alimentación diseñar una carretilla que se adapte a sus aplicaciones exclusivas.

La Serie N de Yale tiene el potencial de ser un antes y un después para los clientes con sus características configurables, permitiéndoles redefinir su forma de operar con una carretilla elevadora hecha a medida para satisfacer las demandas particulares de sus aplicaciones.



“Los clientes de los sectores de almacén y logística, automoción y alimentación pueden aumentar su éxito integrando la Serie N en sus aplicaciones”, ha explicado Phil Mean, director de estrategia de producto de Yale Europe Materials Handling. “Nuestros distribuidores y equipo de ventas saben cómo llegar a la raíz de las necesidades individuales de una aplicación y definir una especificación precisa de la carretilla elevadora que proporcione a nuestros clientes exactamente lo que necesitan. La capacidad de configuración de la gama establece un nuevo nivel de excelencia en las soluciones de carretillas elevadoras, por lo que hemos pensado en esbozar cómo puede ser una Serie N en cada sector”.


Almacén y logística
Los operarios de almacén y logística suelen tener que subir y bajar de la carretilla con regularidad durante sus tareas laborales normales. La Serie N cuenta con una serie de características que ayudan al operario a bajar rápidamente y con seguridad de la carretilla. La posición del escalón ofrece una excelente entrada y salida, que combinada con la posición del tejadillo protector minimiza la torsión cuando el operario sube a la cabina, reduciendo la flexión de la espalda y el torso del operario. Un escalón grande es uno de los tres puntos de contacto, junto con un cómodo asidero para la mano izquierda y el reposabrazos abatible del asiento para proporcionar al operario una forma segura de entrar en la carretilla.

Como piedra angular de la cadena de suministro, es probable que las operaciones de almacenamiento y logística requieran carretillas que trabajen tanto en entornos interiores como exteriores. La adición de luces LED de alto rendimiento en una Serie N proporciona una iluminación superior en condiciones de oscuridad. Cuando las carretillas se utilizan en zonas exteriores, la cabina puede configurarse para distintos climas. Se pueden especificar características como calefactores o aire acondicionado.

Cuando se colocan con frecuencia cargas en estanterías en los almacenes, la visibilidad de la carga, las horquillas, las estanterías y las cargas almacenadas son claves para el operario. La Serie N tiene una amplia ventana en el mástil, lo que ayuda al operario a ver la carga cada vez que la eleva. También se puede equipar con una línea láser de las horquillas, lo que ayuda a reducir las dudas del operario durante la elevación a grandes alturas.

Industria de la automoción
Los clientes del sector de la automoción tienen exigencias similares a las de las operaciones de almacén y logística, con algunos retos adicionales clave. La búsqueda de la eficiencia en la logística por parte de toda la industria ha llevado a la utilización de paquetes más ligeros y retornables, y con ello, a un mayor riesgo de daños en el paquetes por parte de la carretilla elevadora. La Serie N ofrece algunas opciones excelentes para reducir este riesgo, permitiendo manipular los paquetes con cuidado. Esto incluye un nuevo sistema hidráulico, que ofrece una mayor sensibilidad y control de precisión. Junto con los sistemas de tracción líderes del sector, la carretilla permite a los operarios colocar las cargas de forma consistente y precisa.

Industria alimentaria
En la industria alimentaria, es habitual que los clientes tengan cargas ligeras pero voluminosas, lo que puede limitar la visibilidad hacia delante, aumentando así la necesidad de conducir más hacia atrás. Para facilitar las maniobras en marcha atrás, los usuarios pueden beneficiarse de un asidero de conducción trasera con opción de bocina. El asidero está convenientemente situado en la pata trasera del tejadillo protector y ayuda a reducir la tensión en la espalda del operario cuando se conduce marcha atrás. La adición del botón de la bocina permite al operario utilizar la función de la bocina sin tener que quitar la mano del volante. Aunque los operarios deben mantener la vista en el sentido de la marcha, la opción de una cámara de marcha atrás puede favorecer la visibilidad detrás de la carretilla, especialmente cuando se maniobra y al mirar por primera vez.Las cargas altas suelen apilarse en bloque, lo que conlleva sus propios problemas operacionales. Pueden ser menos seguras en las horquillas debido al alto centro de gravedad, especialmente cuando se apilan unas encima de otras. La Serie N cuenta con una serie de características para ayudar, desde un simple respaldo de la carga hasta el Sistema de Estabilidad Dinámica, donde el rendimiento de la carretilla esté limitado durante las elevaciones a gran altura. 

“Nuestra gama de la Serie N ofrece aún más funciones y opciones que pueden añadir valor a las operaciones de los clientes. Se trata de un producto increíblemente emocionante, diseñado para ayudar a aumentar los niveles de eficiencia y productividad de nuestros clientes y sus empleados. Animamos a todos los interesados en saber más sobre la gama a que se pongan en contacto con nuestro equipo hoy mismo y descubran las ventajas que la Serie N puede ofrecerles para establecer su propio estándar”, concluyó Phil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *