Se inicia un período complejo para el transporte marítimo

Desde el inicio de año, la demanda de transporte por contenedores es elevada. La falta de equipamiento, la baja capacidad de los buques, y las restricciones debidas a la Covid-19 han provocado congestión en los puertos. Según los datos sobre mercancías transportadas este año, las entregas desde un puerto polaco hacia un puerto de Estados Unidos tienen una duración media de 5-10 días, un 20- 50% más que el año pasado. Los retrasos producen un efecto domino sobre la totalidad dela cadena logística.


“Un vehículo con retraso altera el calendario de cada uno de los siguientes. En Polonia, Reino-Unido, y Estados Unidos faltan miles de conductores. Al mismo tiempo, el coste de la energía – en especial el combustible – sigue aumentando. Las flotas de transporte por mar, tren y carretera están todas operando a pleno rendimiento, lo que conlleva congestión de puertos y falta de espacio en los barcos. La falta de personal, y la pobre infraestructura ferroviaria en los puertos son puntos débiles en las cadenas de suministro que utilizan el transporte marítimo,” afirma Amanda Felska, Manager en Asstra de Ruta Comercial para
transporte marítimo.

Amanda Felska


En Los Angeles y Long Beach, los barcos pueden esperar hasta 45 días para amarrar. Muchas de las mercancías importadas desde Asia hacia los Estados Unidos pasan por estos puertos. Los buques esperan habitualmente de 15 a 30 días fuera del puerto de Singapur y unos 10 días fuera del puerto británico de Felixstowe. Los buques oceánicos que llegan a los puertos de transborde de Roterdam, Amberes, o Bremerhaven llegan con retrasos de hasta 15 días, mientras que aquellos que van directamente hacia los puertos polacos de Gdansk o Gdynia tienen retrasos de 2-4 días.

“Este año, el coste del transporte de Polonia hasta Estados Unidos se ha incrementado un 45%. Un contenedor de 40 pies hasta Chicago solía costar 6000 $; hoy en día su coste asciende a 9000 $. El coste del transporte de contenedores hasta Los Angeles se ha incrementado de 25% desde el último mes de mayo, y el tiempo de tránsito es de hasta 50 días. Se experimenta una falta de conductores y de trabajadores portuarios en Los Angeles, Long Beach, Oakland y Savannah en los Estados Unidos. Los terminales de ferrocarriles en Chicago, Memphis, y Kansas City están congestionados. Las navieras han decido no efectuar entregas puerta a puerta. Estamos consultando con nuestra sede local de AsstrA y con agentes, ambos están trabajando para calcular tarifas. Los expertos evalúan que la falta de camioneros en la industria del transporte en Estados Unidos se sitúa alrededor de 80 000,”

recalca Amanda Felska.


La situación del transporte también es complicada en Ottawa, Canadá, debido a las protestas. Desde el 28 de enero de 2022, están implicados unos 50000 camioneros. Además, varias navieras no aceptan cargamento comercial a entregar en Rusia, con la excepción ocasional de entregas de alimentos y medicamentos. Los puertos europeos no permiten transbordo de contenedores de buques feeder con destino a la Federación Rusa.


“Los clientes que desean transportar mercancías desde Polonia hasta Estados Unidos deben armarse de paciencia. El espacio en el transporte marítimo está reservado con 3-4 semanas de antelación. Las tarifas para el transporte marítimo de Europa hasta el Oeste y hasta el Sur aumentan constantemente,”

añade Amanda Felska.


Las entregas de China a Europa son más previsibles. Los niveles de precios se mantienen estables, aunque haya esperas de unas 3 semanas para reservar un espacio para carga en un buque.

En el 2021, el equipo AsstrA ha completado más de 800 pedidos de transporte marítimo
hacia 105 destinos clave. De acuerdo con La Conferencia de las Naciones Unidas sobre
Comercio y Desarrollo (UNCTAD por sus siglas en inglés), el volumen del transporte
marítimo se ha incrementado de un 4,3% el último año. En las dos últimas décadas, la tasa
media de crecimiento anual ascendió a 2,9%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.